Top

Buscando el colegio adecuado

Generalmente, cuando llega el momento de elegir escuela infantil o colegio para los niños este suele vivirse, a menudo, con preocupación o cierta inquietud porque es el lugar donde van a pasar muchísimas horas al día, donde van conocer a un montón de amigos y donde van a desarrollar muchas de sus capacidades.

Lo más adecuado, ante esta situación, es tratar de mantener la calma, estar convencidos de lo que realmente queremos y buscamos, teniendo en cuenta la oferta educativa existente, así como aquello que los centros pueden ofrecernos, para que el diálogo compartido entre escuela y familia sea lo más fluido posible repercutiendo así en el bienestar de los niños.


Por regla general cuando llegas a este punto entiendes el refrán de “niños pequeños, problemas pequeños, y niños grandes…”. Estamos en un momento crucial para los mayores, a punto de tomar decisiones que afectarán a su futuro profesional, por tanto la pregunta que debemos plantearnos es: ¿Después de la enseñanza obligatoria… qué? En esta edad, terminando la ESO, la encrucijada pasa por una buena orientación formativa o laboral del centro, en coordinación con las familias.

Si a tu hijo o hija le motiva compatibilizar estudio y práctica profesional habrá que elegir un buen Ciclo Formativo que dé salida a sus habilidades y motivaciones, y que le permita labrarse unos conocimientos profesionales con los que buscar después un puesto de trabajo. Normalmente supondrá un cambio de centro, a menos que el vuestro ofrezca algunos de estos módulos. Lo importante ya no es la distancia sino que ofrezca la mejor preparación y, a ser posible, profesorado en contacto real con el mundo laboral y bolsas de trabajo activas. Es el momento de buscar información y, si la situación lo permite, de visitar los encuentros educativos que se dan por todas las ciudades para mostrar la oferta educativa, pública y privada, a nivel profesional y también a nivel universitario si cumple los 18 años y quiere cursar una carrera.

Recabar información, consultar, preguntar… nunca está de más. Pero asegúrate de traspasarle el protagonismo a tu hijo y no querer hacerlo todo tú. Aquí él es el protagonista y tiene que tomar las riendas de su vida. Dale margen y puede que te sorprenda, y muéstrale tu apoyo siempre que lo necesite.

Si su opción ha sido continuar con el Bachillerato éste es el momento de plantearse si permanecer en el mismo centro o cambiar. Suele ser el caso de quienes optan por la opción del Bachillerato artístico, que no se encuentra en todos los centros, o bien por la opción de Bachillerato internacional, para quienes tienen interés por los idiomas. Este cambio de centro es algo que es el propio alumno quien suele pedir. Obedece tanto a una necesidad vital de cambiar de aires y de amigos como de zambullirse en su aventura personal hacia lo que de verdad le motiva. Aunque necesitará el acompañamiento del adulto, debe también ser él mismo quien pida, se informe y se vuelque en este momento y no lo viva como algo que le viene impuesto.

De 0 a 3 años
De 3 a 6 años
De 12 a 16 años
De 16 a 18 años

Valora esta publicación

Promedio 5 / 5. 1