Top

Cómo afrontar la vuelta al colegio o al instituto

Después de las vacaciones de verano, la vuelta al colegio, o al instituto, aparece siempre ante el calendario como un gran reto: vuelta a la rutina, a los madrugones semanales, a retomar los hábitos de estudio…

Por eso, para que tanto niños como adolescentes puedan vivir con ilusión el inicio del nuevo curso y afrontarlo como una oportunidad única de reencontrarse con sus amigos, hacer otros nuevos, ampliar sus conocimientos y pasar muchos momentos divertidos, debemos de abordarlo como un acontecimiento positivo.

Y de igual manera si comienzan en un nuevo colegio o instituto. Hay que enfocarlo como una experiencia única, donde tendrán la posibilidad de conocer a nuevos compañeros, profesores, metodologías de estudio… porque estas nuevas experiencias enriquecerán la vida de los niños y niñas y les hará convertirse en personas más flexibles y capaces de adaptarse a los cambios. Y en la vida, si algo tenemos seguro, es que siempre estamos en constante cambio y movimiento.


Para los más pequeños el regreso es siempre un momento importante, ya que después de varios meses, lo que para ellos equivale a una eternidad, tienen que volver al colegio o a la escuela infantil, con todo lo que esto conlleva y, además, separarse de sus padres después de haber pasado mucho tiempo juntos. Y esto, para aquellos que es su primera vez lo es aún más.

Para conseguir que la separación sea lo más sencilla y llevadera posible lo recomendable es comenzar a prepararlos con un poco de antelación. Lo primero de todo con los horarios, incluyendo además los cambios de rutina.

Unas dos semanas antes del inicio del colegio tendremos que ir adaptando la hora de acostarse, ya que una vez que empiece el curso deberán irse pronto a dormir para levantarse con el tiempo suficiente para poder desayunar e ir a la escuela, sin prisas ni estrés.

En estas semanas también se les debería empezar a hablar poco a poco del cole, de los compañeros, de las cosas que harán en el nuevo curso… y de que lo van a pasar fenomenal. Con los más pequeños, funciona muy bien tener libros visuales a mano que muestren lo que ocurre en la escuela: las aulas, los lavabos, el patio, el comedor…  para que puedan ir configurando sus expectativas y estar preparados para el ambiente que los acogerá.

Si es posible, al menos los primeros días, es positivo que los padres puedan acompañar al pequeño o pequeña al cole, con una despedida cariñosa pero rápida al dejarles para evitar que no quiera separarse, pasando juntos, además, el periodo de adaptación. Pero si no es factible no sentirse mal por ello. Lo más importante es recordarles la noche anterior, o por la mañana en casa antes de despedirse, que lo van a pasar genial y que van a aprender un montón de cosas nuevas en la escuela. Y, por supuesto, que después podrán compartir con vosotros todo lo que les ha pasado porque estaréis deseando verlos y que os cuenten cómo ha ido su día..

De 0 a 3 y de 3 a 6 años
De 6 a 12 años
De 12 a 16 años

Valora esta publicación

Promedio 5 / 5. 3