Top

¿Elegimos a sus amigos?

Cuando nuestros hijos nacen se incorporan a nuestra familia, nuestro estilo de vida -el cual también varía ante un acontecimiento tan importante como su llegada- y a nuestro círculo de amistades con sus respectivos niños y niñas. Así, desde muy temprano, comienza el proceso de socialización. Aprender a vivir entre iguales, buscando afinidades, superando conflictos y, en definitiva, creciendo también gracias a los demás, como seres sociales que somos.


A esta edad, según van madurando, y con el cambio de colegio o de etapa, aunque sea en el mismo centro, los y las adolescentes comienzan a mostrar más su personalidad y a tener un criterio más definido a la hora de seleccionar con quién quieren estar y con quién no.

Sus afinidades se basan en experiencias pasadas, pero también se van a añadir sus intereses, los amigos ya no tan afines sino complementarios o directamente aquellos que son opuestos a lo que ellos son.

En esta etapa se irán separando -según vayan creciendo, progresivamente- de actividades familiares para ir “virando” hacia las suyas propias, con su propio círculo, eligiendo quienes quieren ser y con quién pueden ser como les gustaría, siendo una etapa de grandes cambios y de transformación personal.

Si no te entusiasman demasiado sus amigos, puede que tener actividades externas les proporcionen nuevos círculos, planes “B” en cuanto a amistades y salidas. Vale la pena, y desde Cuida de Mí recomendamos que no hagan todo en el mismo centro aunque pueda resultar más cómodo logísticamente. Una actividad de tarde, de fin de semana en contacto con la naturaleza, o de esa temática que les tanto apasiona añade nuevas oportunidades de conocer a personas que compartan sus valores e inquietudes y, a su vez, potencia su campo de socialización y sus competencias relacionales algo muy valioso y para su vida ahora y en el futuro.

De 0 a 3 años
De 3 a 6 años
De 6 a 12 años
De 12 a 16 años
De 16 a 18 años

Valora esta publicación

Promedio 4.6 / 5. 8