Top

Problemas de lenguaje

El lenguaje es una de las habilidades cognitivas que más suele preocupar en el desarrollo evolutivo de los niños y niñas ya que de él depende su capacidad para poder entender, hablar, comunicarse…

Este nos permite relacionarnos, aprender, evolucionar… de ahí la importancia de un correcto y adecuado desarrollo evolutivo de las competencias lingüísticas en las diferentes etapas de la infancia y la adolescencia.


Es en esta etapa cuando florece el lenguaje y cuando se acelera considerablemente, siendo el  momento en el que -entre la familia y la escuela infantil o el colegio- suelen detectarse posibles retrasos en el desarrollo de las competencias lingüísticas y  dificultades como pueden ser problemas de comprensión, expresión o retraso en la adquisición del lenguaje con respecto a otros niños o niñas de su edad

En estos casos, además de acudir a un profesional que pueda ayudar tanto al pequeño como a vosotros, podéis compartir vuestras preocupaciones o inquietudes con sus profesores o educadores, sobre todo si su forma de expresarse resulta incomprensible para otras personas que no le conocen. Si no intenta explicar sus experiencias. Si parece no comprender lo que se le pide. Si no adquiere vocabulario,…

La capacidad lingüística de los niños se fortalece cuanto más se les expone a conversaciones, a relatos y a un léxico variado, por lo que limitarles a su propio vocabulario rudimentario o reducir las palabras para que suenen infantiles no es conveniente. Leerles cuentos con un poquito más de complejidad, hacerles preguntas para ver si lo han entendido o dejar que lo expliquen a su manera, así como leer poemas y rimas, cantar juntos…

Si, por sus reacciones o si cuando le llamas o dices cosas cuando está de espaldas a ti no responde, no dudes en pedir una prueba de audición. Puede que, de tener pérdida auditiva, esta esté ocasionada por repetidas otitis. Puede ser que sea de un solo oído o una pérdida parcial, es decir, que oiga algunos sonidos y otros no. Otros trastornos que pueden detectarse a esta edad son los relacionados con la comprensión y el procesamiento de los mensajes, algo que está más vinculado con el sistema nervioso y que requerirá de ayuda.

Cuando un niño deja de hablar a esta edad debemos acudir a consulta pediátrica. Puede tratarse de problemas sin importancia o de algo más serio, pero siempre es importante la opinión de un experto. Y, en el caso de detectar dificultades en la adquisición del lenguaje, seguir las recomendaciones de los profesionales en todo momento, las cuales harán mucho bien a los pequeños.

De 0 a 3 años
De 3 a 6 años
De 6 a 12 años
De 12 a 16 y de 16 a 18 años

Valora esta publicación

Promedio 0 / 5. 0