Top

Vivir a través de los hijos

Si eres padre o madre sabrás que es prácticamente inevitable no tender a generar expectativas sobre los hijos. Como también lo es crearlas sobre las personas con las que nos relacionamos y/o a las que queremos. Por eso, siempre, debemos de tener en cuenta cómo construimos dichas expectativas, cómo nos afectan y, sobre todo, cómo les afectan o les pueden afectar a los niños.

Creamos, por encima de todo, en sus posibilidades, en sus talentos y en las personas que pueden llegar a convertirse. Intentemos no sobreprotegerlos, ni proyectar nuestras propias frustraciones, si las tenemos, así como respetar su individualidad.

De 0 a 3 años
De 3 a 6 años
De 6 a 12 y de 12 a 16 años
De 16 a 18 años